Apocalipsis zombie, petición Evelyn

4:39
 
Μοίρασέ το
 

Manage episode 336801111 series 3284186
Από eduardo ramirez and Eduardo ramirez ανακαλύφθηκε από την Player FM και την κοινότητά μας - τα πνευματικά δικαιώματα ανήκουν στον εκδότη, όχι στην Player FM και ο ήχος αναπαράγεται απευθείας από τους διακομιστές μας. Πατήστε το κουμπί Εγγραφή για να παρακολουθείτε τις ενημερώσεις στην Player FM ή επικολλήστε το URL feed σε άλλες εφαρμογές podcast.
Apocalipsis zombi. Mientras en la oficina de policía, évelin se encuentra tras la mesa cuadrada en donde guarda con entusiasmo cada expediente que le llega, ella es una mujer de unos aproximados 22 o 25 años de piel blanca y un cabello que suavemente adorna sus hombros. Todo transcurre normal en la cárcel del norte, mientras las noticias se reproducen en una televisión de grandes pulgadas que se encuentra en la recepción… Las noticias informan, ahora por la mañana, cerca del sur, sucedió un escándalo, 3 personas fueron atacadas por un niño que caminaba lentamente por la acera de una calle muy concurrida, las personas en el sitio, se mantuvieron normal, salvo que se fueron buscando a más personas que atacar, tuvieron un trance y han ido convirtiendo a todos por igual, ahora hay un caos por la ciudad y no hay quien lo pueda detener. Todo se fue poniendo más turbio, cuando un visitante en la cárcel atacó a un policía y entre todos fueron atacándose, todos los prisioneros acaban de salir por la puerta principal sin poder hacer algo, los policías acaban de ser infectados por un visitante que mordió a un policía en la mano. una horda de zombis se inicia a reproducir en la entrada del reclusorio y no hay quien lo detenga, Evelin y un montón de policías inician a atacar todos los zombis que buscan presa fácil para atacar, pero todo se complica al caer la noche, todo ha sido destruido por los zombis que han dejado sin servicios a todos los ciudadanos, no hay electricidad y los zombis no se detienen. Una batalla campal, donde muchos zombis fueron abatidos por las armas de policías, pero no quedaba más fuerza de nadie, Evelin y los policías iban perdiendo camino, todo surgía en ese reclusorio y seguro que en otros y otros más, nadie podría asegurar nada, la señal telefónica había sido exterminada, incluso la que estaba en la zona subterránea, todo es muy peligroso, aún todo está fuera de control y nadie puede preguntarse ¿Cómo sucedió todo esto? No hay respuestas, solo una ciudad con olor a putrefacción y una corriente de sangre de zombi, que, al tener contacto, todos se convierten en zombi. Miles de casas destruidas y mucha gente muerta que no aguantó la mordida letal de una de esas bestias que buscan personas… Llega la noche, después de un día bastante ajetreado para Evelin que busca sin detenerse la exterminación de todos los zombis, pero todo es más difícil, se multiplican en masa y nadie puede detenerse. Él es Eduardo, una persona regular, siempre se dedicó a la escritura en el instituto, contaba con muy pocos amigos y cuando lo veían con personas, regularmente, era cuando jugaba futbol. La clase transcurre normal en el segundo piso de la universidad de lengua, mientras un solo segundo bastó para que hubiera caos dentro del aula. Miles de gritos se escucharon en toda la universidad, cuando vieron que por la ventana había miles de zombis tratando de entrar y causando destrozos por su paso. Se veía muy poco alentador, todos los zombis entrarían y no dejarían una sola persona sana, infectarían a todos, solo bastaba por esperar un poco, para infectar a todos, nadie querría salir, las calles estaban repletas de zombis y solo bastaban segundos para quedar infectado y entrar al caos de la muerte. Toda la comunidad estudiantil, estaba aterrada, se convertirían en zombi y podrían convertir a los más queridos, nadie quería convertir a nadie, pero sabían que ese sería su instinto. Suena la bocina: se les solicita a todos los alumnos abandonar las aulas y llegar al gimnasio central, ¡todos corran, antes de que se puedan multiplicar dentro de la escuela! Era verdad, por lo menos un par de decenas de zombis ya habían podido cruzar la puerta principal y se dirigían a los salones. Gritos y gritos de susto se oían dentro del gimnasio, mientras que Eduardo toma el micrófono y el silencio reina por varios segundos… Eduardo era un chico con vista reducida, se le veía muy inseguro por estar frente a la muchedumbre, pero no quedaba más, d

37 επεισόδια